“HABÍA UNA VEZ”, por Ana María Dueñas Vara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Martes 25 de Junio de 2019.- De niños a muchos de nosotros nos narraban cuentos, historias o historietas para dormir tranquilos y mientras llegamos a los brazos de Morfeo, el dios de los sueños como se le conoce en la mitología griega, íbamos creando un mundo de aventuras y fantasías donde nos convertíamos en héroes o heroínas, reyes o reinas, entre otros personajes; descubrimos que, al despertar, esa aventura mágica se desvanece, pero nos sorprendemos de lo que somos capaces de crear con mucha imaginación.

Hoy, muchos dueños de empresas, quienes plasmaron sus sueños en una visión, su acción en una misión y para conseguir el cumplimiento de ellas usaron el camino llamado estrategia a fin de llegar ya no a los brazos de Morfeo sino a los brazos de los clientes, quienes según la última película de acción estrenada hace poco en el cine, Hotel Mumbai, el cliente para los colaboradores es su dios, considerando que esta película está en un contexto cultural diferente al nuestro, dado que se desarrolla en la India, donde sus creencias y valores son totalmente diferentes a nuestra cultura occidental, donde el cliente en los peores casos es solo una cifra o un ratio de medición; pero como nunca es bueno generalizar y en el mundo empresarial es lo peor que puedes hacer, felizmente para muchos empresarios el cliente es la razón de ser de sus negocios y tratan de implantar este precepto en sus organizaciones a través de sus colaboradores.

Pero como en todo cuento, existen los villanos, aquellos seres e incluso sus propios miedos que se convierten en obstáculos para los héroes o heroínas; en el mundo empresarial, muchos de estos personajes surgen del entorno externo e interno de la empresa, a los que llamaremos amenazas y debilidades, respectivamente. La debilidad muy frecuente que cuentan los empresarios es no innovar o no adecuarse a lo que necesita el cliente llevando a varias grandes empresas al quiebre; un caso conocido es KODAK, destinada al fracaso por no innovar o por no considerar la necesidad del cliente. En cuanto a las amenazas, una de las más frecuentes es el entorno legal; un caso real y actual es el Manual de Advertencias Publicitarias que enmarca la obligatoriedad de la asignación de los octógonos en los productos procesados comestibles, con esta medida se busca advertir si el producto excede los parámetros de sodio, azúcar, grasas saturadas o grasas trans; generando así una amenaza para las empresas.

A pesar de los villanos, los héroes o heroínas cumplen su misión en el cuento, historia o historieta; es por ello que, el empresario o empresaria también lo logra, prueba de ello, son las empresas peruanas exitosas para mencionar algunos ejemplos, tenemos: RENZO COSTA, ALICORP, GLORIA, TOPI TOP, GRUPO AJE, YANBAL, WALON, MIGUELITO, entre otras que a base de esfuerzo, persistencia e innovación han logrado mantenerse en el tiempo y en la mente del cliente y consumidor…Y colorín colorado, este cuento, se ha acabado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*