MARÍA DEL CARMEN ALVA RETIRA PROYECTOS DE LEY QUE BENEFICIARIAN A GRANDES EMPRESAS

Ventanilla, 23 de noviembre del 2021. Tras las manifestaciones de algunos parlamentarios que se habían mostrado en contra de este proyecto, que podría afectar a millones de trabajadores en el Perú, la presidenta del Congreso de la República, María del Carmen Alva, decidió retirarlos.

“He solicitado retirar los proyectos de Ley que presenté en materia laboral para promover un mayor consenso con trabajadores, empleadores y especialistas en la materia, a efectos de tener un alto nivel de debate en pro de un empleo digno y una reactivación económica efectiva”, señaló

Asimismo, resaltó que este paquete de cinco propuestas no atentaba los derechos laborales, pero como medida de evitar se malinterprete su naturaleza es que tomo dichas acciones.

LAS PROPUESTAS

– Proyecto 316: Empresas podrán incluir beneficios y gratificaciones en la remuneración de los trabajadores

Esto puede incluir la gratificación y otros beneficios en la remuneración regular, salvo CTS y utilidades

– Proyecto 317: Permite que empresas apliquen el cese colectivo a menos del 10% de su personal

El cese debe darse por casos fortuitos y de fuerza mayor, económicos, tecnológicos, entre otros.

– Proyecto 318: Jornada parcial es de 24 horas semanales o menos.

Los trabajadores en jornada parcial tienen siete días de vacaciones en su primer año de servicio y 15 días desde el segundo año

– Proyecto 319: El Estado puede contratar a pensionistas de la PNP y las FF.AA.

Pueden trabajar en gobiernos regionales y locales, instituciones y empresas públicas.

– Proyecto 320: Empresas que incorporen o formalicen a adultos menores de 29 años y de 55 años a más obtengan beneficios tributarios

La renovación del contrato temporal se podrá realizar de forma sucesiva hasta llegar al máximo de tres años.

– Proyecto 321: Plantea precisiones sobre la pérdida del vínculo laboral en caso de contrato fijo.

Por su parte Ana Roque Padilla, abogada laboralista, precisó que, si se aprueba la norma, el trabajador con contrato a plazo fijo ya no recibiría las gratificaciones de julio y diciembre, sino que estos pagos serían fraccionados dentro de la remuneración mensual.

En esa misma línea, Katy Noriega sostuvo que, los trabajadores tendrían menos posibilidades de negociar con el empleador dado que este puede poner sus condiciones de manera que sería un “tómalo o déjalo” para el trabajador”.

Be the first to comment

Leave a Reply