SICARIOS ACABAN CON LA VIDA DE OPERADOR PORTUARIO EN EL CALLAO

Se trata de Miguel Ángel Quezada Viera (36) quien falleció ayer de varios tiros por unos delincuentes encapuchados quienes lo habrían secuestrado en su propio auto Kia gris, de placa F8E-485, y frente a la cebichería El Picudo Loco de Oquendo.

De acuerdo a las declaraciones de los testigos, el trabajador portuario conducía el vehículo e iba con dos tipos que tenían gorros pasamontañas y que por tratar de salvarse aceleró la marcha de la unidad para intentar salvarse, sin embargo se estrelló contra el restaurante de comida marina.

Para la PNP, «La mafia suele reclutar a operadores portuarios para embarcar sin problemas cargamentos de clorhidrato de cocaína camuflados en contenedores”. Recordó además que el 80 % de la droga elaborada en el Vraem es sacada del Perú por vía marítima.

Su familia agregó que el joven desempeñaba un puesto clave en el Terminal Marítimo del Callao, pues era responsable de fiscalizar y embarcar los contenedores que son enviados con mercadería al extranjero.

Quezada Viera vivía en la urbanización Mariscal Ramón Castilla, Mza. F, lote 26, Callao. Pero sus familiares dijeron que desde hace unas semanas recibía amenazas telefónicas.

Be the first to comment

Leave a Reply