DIRANDRO LOCALIZÓ LABORATORIO CLANDESTINO EN PACHACÚTEC Y CAPTURA A ‘NARCOS’

El recinto se sitúa en la Mz K1 Lt. 14 en el A.H. Nuevo Pachacútec, y habría sido manejado por una Mafia Peruano – Iraquí, desde el Penal Sarita Colonia (Callao) con la finalidad de trasladar droga a otros países.

En dicho lugar, además, impregnaban la droga en prendas de vestir, que eran llevadas por tierra, a través de la frontera con Bolivia y Brasil; según confirmó la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional (DIRANDRO).

De acuerdo a esta fuente, se empleaban a jovencitas, que eran captadas en la selva peruana, pero que eran traídas a Lima con la finalidad de llevar el estupefaciente. El promedio salarial era de S/.300 a S/.400 como bolsa de viaje.

Una vez fuera del país, las abandonaban a su suerte y nunca les entregaban el dinero por el trabajo, entre tres mil y cinco mil dólares. Cuando la droga se encontraba en Brasil o en Bolivia, la banda de narcotraficantes contrataba a turistas, quienes la sacaban a diversos países de Europa, Asia y África.

DIRANDRO reveló la identidad de algunos de los 22 detenidos, entre los que se encuentra Ignacio Silva Santisteban, quien era el ‘químico’ de la organización. Los otros son Coral Ambicho, Martín Saavedra, Alexandro Cáceres, Angelo Agurto, Karem Reátegui y los hermanos Teddy Mamuyama.

Las primeras investigaciones establecieron que el reo Gerson Gálvez Calle, ‘Caracol’, era el que financiaba toda la operación y actuaba en complicidad con el interno iraquí, Raffit Jabo.

Según la PNP, ‘Caracol’ conoció en prisión a dos extranjeros, quienes, al salir de la cárcel, se convirtieron en sus nexos para las operaciones de envío de droga a diversas partes del mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply