ABUELA DE HEIDY PIDE JUSTICIA Y CADENA PERPETUA PARA ASESINO

Lo que sufre María Susana Calhua lo sufre también como madre. Es la abuela de Heidy quien la crió y que hoy reclama y pide justicia para que el crimen de su nieta Heidy Glendy Quiñones Torres no quede impune.

“Pido que nos hagan justicia y den cadena perpetua para todos los que asesinan de esta manera. Ella estudiaba enfermería y quería ser doctora, pero conoció a este chico y lo abandonó todo pero hoy esos sueños y aspiraciones quedaron truncos” manifestó.

Este es un caso más de feminicidio, y pide por ello el apoyo del Ministerio de Justicia para que un abogado les ayude a llevar a juicio al asesino, quienes les puedan ayudar pueden acercarse a Mz B Lt 22 de Hijos de Mi Perú (frente a la losa deportiva).

“Muchas cosas estoy sufriendo y pido justicia para que otras madres no sufran lo que yo sufro, por eso pido justicia, que caiga el peso de la ley y se descubra quienes lo ayudaron a enterrar a mi nieta” dijo entre sollozos.

Señaló que Heidy vivía lejos de su padre desde los 7 años, viviendo solo con su madre y abuela. “por eso pido que los padres sean responsables, no deben abandonar a sus hijos por otras personas y deben cumplir con sus deberes” agregó.

La familia está velando las ropas de Heidy mientras llega el ataúd con sus restos mortales.

DESCUBRIERON  CUERPO

La presión que ejerció la policía sobre Jorge Huamán Solano, rindió sus frutos: declaró donde estaba enterrada Heidy.

En el asentamiento humano Israel Divino Maestro de Mi Perú, en Ventanilla, la policía encontró el cadáver de una mujer de 18 años que fue reportada como desaparecida desde Año Nuevo. Se trata de Heidy Glendy Quiñones Torres.

La joven abría sido  asesinada por su enamorado Jorge Huamán Solano, de 25 años, luego de que ambos asistieran a una fiesta para celebrar la llegada del 2015.

Huamán fue detenido el viernes debido a que cayó en contradicciones durante el interrogatorio. Confesó que la noche del crimen estaba ebrio, discutió con la víctima y terminó estrangulándola con una correa. Luego, la enterró en una vivienda.

Heidy Quiñones Torres estudiaba enfermería y según sus familiares era constantemente maltratada por su pareja. El sujeto permanece en la Divincri de Ventanilla.

Be the first to comment

Leave a Reply